jueves, 22 de enero de 2009

Ese misterio increible - Los gatos

El mundo se estremece por la asunción de Obama, la nanotecnologia se nos mete por todos lados, Dragonball no mejora, Faceboock nos enajena el alma y los Watchmen se van a estrenar en fecha y hora. Pero yo me voy a dedicar, a hablar de algo mas importante y mas de moda: los gatos.

Observando a mi gatita "Manchi", placidamente echada sobre mi reproductor de dvd,
es que se me ocurrió postear este articulo para conocer un poquito mas de esa pequeña y perfecta maquinita de matar que tengo deambulando libremente en mi casa.
Que los gatos hacen cosas raras lo sabemos todos, más de una vez nos hemos sorprendido con actitudes a nuestro parecer poco claras o abiertamente incomprensibles, en general graciosas y a veces no tanto. Pero lo más interesante de estos animalitos tan curiosos es el misterio que los rodea.


Para empezar podemos recurrir a la definición wikipedica de que es un gato:
Es un pequeño mamífero carnívoro de la familia Felidae. El gato está en convivencia cercana al hombre desde hace unos 9.500 años, fecha muy anterior a las previas estimadas en 3.500 a 8.000 años.
Los nombres actuales más generalizados, derivan del Latín vulgar cattus, palabra que aludía especialmente a los gatos salvajes en contraposición a los gatos domésticos que, en latín, eran llamados felis.
Hay docenas de razas, algunas sin pelo o sin cola como resultado de mutaciones genéticas, y existen en una amplia variedad de colores. Son expertos depredadores y pueden cazar más de cien especies diferentes de animales para alimentarse. También son animales que pueden asimilar algunos conceptos, y algunos poseen la capacidad de ser entrenados para manipular mecanismos simples.

Se comunican con gemidos, silbidos, gruñidos y alrededor de un centenar de diferentes vocalizaciones, además del lenguaje corporal.
Se cree que el gato salvaje africano (Felis silvestris lybica) es su ancestro más inmediato.

Los gatos son animales relativamente solitarios que se adaptan a las familias de humanos con las que viven categorisandonos como “no presa”, o simplemente se las apañan solos, aunque sus vidas serán muy duras y tristes.


Los gatos comunes, hoy también conocidos como "Raza Europea", constituyen la inmensa mayoría de los felinos domésticos, se pueden encontrar mas fácilmente, y puede ser adquirido sin tener que pagar por él, ya sea recogiéndolo directamente en la calle. Estos gatos son duros, robustos, son muy saludables, son fáciles de contentar y mantener con buena salud con un régimen alimenticio sencillo y sin dedicarles una atención muy especial.

Son muy fuertes y menos propensos a indisposiciones y estados patológicos de diversa índole y además son menos exigentes con las comidas, y por lo general tienen una gran personalidad.
Cabe destacar también su escrupuloso sentido de la higiene. Si bien esta característica es innata en los felinos, en el gato común llega hasta la saciedad, puede pasarse horas lamiendo hasta el último pliegue de su cuerpo.

En general los gatos son muy personales y tienen una manera de demostrar sus sentimientos muy particular. Una de las maneras es fregándose (esto lo hace para pegar su olor en ti como una marca y así le avisa a otros gatos que: “este humano es mío”) o acostándose sobre ti expresando confianza y diciéndote: “tu eres de mi clan, cuídame las espaldas y yo te las cuidare a ti”.

Pero la manera mas clara y mas intensa que tiene un gato de expresar su amor a ti es cuando te trae partes de alguna presa ( o aveces la presa entera) que cazó y te la deja a tus pies. Con esto el animal esta compartiendo contigo algo que para ellos es lo más valioso que pueden ofrecer.
El gato se da cuenta de nuestras limitaciones en otros campos tales como ver en la oscuridad, oír sonidos distantes, y mucho menos cazar en la forma en que él lo hace. Esta actitud es típica de las gatas madres con sus gatitos, a los cuales le lleva el alimento, y les avisa con un maullido muy especial, que es el mismo que nos dedica cuando nos trae algo a casa.

Es importante comprender esta actitud de nuestro gato hacia nosotros, pues en muchas oportunidades se les riñe por haber traído algún animal muerto o alguna cosa de nuestros vecinos, esto dejará a nuestro gato completamente desconcertado, ya que para él está realizando una acción amorosa para su dueño y no comprenderá el motivo de la reprimenda, cuando él está actuando de la forma correcta de acuerdo a su instinto. Nunca te deshagas de su ofrenda delante de ellos porque podrías ofenderlo. Lo mejor que puedes hacer es agradecerles y simular que lo comes y cuando no te vea tiralo donde no pueda sentir el olor.


Recuerda que el mundo de los olores es para ellos mucho más amplio que para nosotros.
El olfato en el gato doméstico es catorce veces más fino que el del humano, además de poseer el doble de células olfativas en sus narices que una persona promedio. También poseen un órgano sensitivo en el paladar llamado órgano de Jacobson u órgano vomeronasal. Utiliza un movimiento facial característico llamado reflejo de Flehmen para enviar compuestos químicos a este órgano.

El olor del orín, que para nosotros es tan fuerte y desagradable, para ellos es una especie de perfume y por lo tanto lo utilizan para marcar sus territorios o mas intensamente para conquistar a las "chicas". Las esencias que para nosotros son perfumadas, para ellos son tan desagradables como la peor inmundicia lo seria para nosotros. Por eso si tu gato orina en algún lugar en que hayas echado perfume de algún tipo, pues interprétalo como que te esta perfumando el ambiente.

Los gatos pueden oír sonidos a tonos mucho más altos, incluso mejor que los perros. Pueden escuchar 2 octavas más alto que los humanos y una octava y media más que los perros. Cuando están escuchando algo, sus orejas rotan en esa dirección. Pueden rotar las orejas independientemente para precisar el origen del sonido efectuado a casi un metro, con un margen de error de 7,5 centímetros. En general los sonidos agudos son agradables qpara el gato y por eso cuando están contentos o piden comida sus maullidos lo son. Por el contrario los sonidos grabes son ofensivos y desagradables. Se puede apreciar cuando el gato esta enojado.
Lo peor que le puedes hacer a tu gato es ponerles nombres de sonidos grabes como por ejemplo "Tom" o "Cósmico".


Cuando bautices a tu gatito ponle un nombre que contenga muchas “i”, como por ejemplo: Kity o mishimishi o chichilo.
Puede ver bajo la luz más tenue, pues sus ojos están diseñados para aprovechar cualquier tipo de luz, de forma que puede ver en condiciones de gran oscuridad. Su vista es la del cazador y posee un campo de visión mucho más amplio que el hombre, lo que le permite percibir el más ligero movimiento de sus presas. Al contrario de lo que se piensa, el gato, de día, ve peor que los humanos guiándose más por el movimiento que por la claridad de las imágenes ya que se supone que la visión es en general algo borrosa.

El gato tiene un sentido del gusto muy selectivo, proporcionarle una medicina mezclada con su comida, puede resultar una tarea bastante difícil, ya que normalmente es capaz de detectar cualquier aditivo en su alimento. Los gatitos nacen con buen paladar, pero el sentido del gusto disminuye con la edad. Es por esto a que a veces los gatos muestran poco interés en la comida, y tienen fama de ser tan delicados. Las papilas gustativas se hallan en la punta, los lados y la base de la lengua, pero no son sensibles al sabor dulce. La lengua del gato es un músculo versátil, puede formar una "cuchara" para beber agua, contiene papilas ásperas para sujetar la presa y para lavarse, y además es tan sensible como la piel de la nariz y las almohadillas plantares, puesto que contiene extremos de nervios sensitivos.


Gracias a las almohadillas que presenta en manos y patas, el gato puede moverse silenciosa y sigilosamente. Sus garras son retractiles y pueden extenderse más allá de sus almohadillas o volver a desaparecer mediante una simple contracción de ciertos músculos.
Las almohadillas de los miembros del gato son extremadamente sensibles y son utilizadas para investigar la textura, tamaño y forma de los objetos desconocidos.
El gato extiende una mano para tocar el objeto, al principio, suavemente, luego con más firmeza y luego usa el hocico para inspeccionar con más detalle. La sensibilidad de las almohadillas de las manos y patas del gato puede ser la razón por la cual a muchos gatos les molesta tanto que se los acaricie, ya que se sobreestimulan.

El ronroneo aun no tiene una explicación científica firme y hay dos ideas circulando por ahí. Una es la que dice que vibración de las falsas cuerdas vocales cuando inhalan y exhalan, el sonido de la sangre circulando por la arteria aorta, vibración del hueso hioides o resonancia directa en los pulmones. Otra dice que: el ronroneo es el resultado de impulsos rítmicos hacia su laringe. El caso es que el ronroneo del gato no siempre significa tranquilidad. El gato también ronronea cuando está enfermo o asustado, y se dice que lo hace para tranquilizarse a sí mismo. Aunque no está probado, estudios realizados sugieren que la frecuencia en la vibración producida por el ronroneo puede fomentar la curación de los huesos y de los órganos del animal, explicando por qué ronronean cuando están heridos.

Los gatos domésticos, aún cuando reciben de sus dueños lo que necesitan y no requieren de cazar para sobrevivir, aunque sean física y sexualmente maduros, siguen disfrutando lo que nosotros llamamos juegos. Aún cuando se dice que los gatos domésticos juegan por que nunca llegan a madurar, en el sentido que no necesitan cazar para sobrevivir, la realidad es que esta actividad, es necesaria para fomentar su equilibrio psíquico y conductual. A veces podemos observar que nuestro gato adulto, desarrolla lo que podríamos llamar unos "ataques de actividad y juego", dando la impresión que han caído en una locura. Carreras repentinas, paso lento para luego efectuar una aceleración fulminante, saltos contra las paredes, persecuciones fantasmas, y de repente vuelta a la calma.

Estos procesos no son mas que juegos de felinos que en un alarde de su imaginación, persigue presas imaginarias, acecha a roedores inexistentes o salta sobre pájaros.
Generalmente duerme unas 16 horas diarias, pasa la mayor parte del día entre sueños y bostezos. La mayor parte de las horas de luz, las pasa durmiendo y las horas del atardecer y en la madrugada, se despierta, quizás por que en esos momentos la caza de roedores es mas productiva y su instinto le avisa de ello, aunque su alimentación esté bien asegurada por su dueño.


El gato se comunica de muchas formas, ya sea corporal o sonora. Su repertorio vocal es fundamental para manifestar sus emociones. Este repertorio tiene más de 60 sonidos diferentes, que expresan distintos estados de ánimo, en función de su entonación. El gorgoteo es un saludo amistoso en voz alta, que combinado con maullidos cortos se convierte en una especie de charla, y algunos gatos pueden hacerlo por media hora larga, modulando tonalidades de manera que rara vez emiten el mismo sonido. También emiten maullidos silenciosos, inaudibles para el oído humano, por lo general dirigidos a su amo, en alguna conversación especial. El bufido es una señal de aviso que hace el gato expulsando fuertemente el aire, tan fuerte que se puede sentir la corriente de aire. Gruñir es un sonido ofensivo, más que defensivo.

En cuanto a su fama de traicionero voy a decir que quien afirma esto es porque realmente no conoce nada del animal. La gente que quiso tomar un gato o acariciar un gato extraño y se llevo un arañazo de respuesta dice comúnmente: “los perros no hacen eso”, obvio porque nadie se va ha acercar a un perro que le esta gruñendo o mostrando los dientes, sabemos que si el perro mueve la cola va estar feliz de ser acariciado. Si el gato mueve la cola lo que esta diciendo es largo no me fastidies.
Los gatos son animales desconfiados que no aceptan de buenas a primeras que un desconocido se les acerque e invada su territorio, se necesita tiempo y respeto para ganarse a un gato.

El gato es un individuo tranquilo, no se apura nunca, ni tiene interés en mantenerse despierto o dispuesto para la caza, mas que el tiempo imprescindible. Tranquilamente sale, escoge una pieza de caza, establece su estrategia de caza, captura su presa, se la come, en el menor tiempo, utilizando sólo el esfuerzo indispensable, sin pérdida de energía, con una eficiencia sorprendente, y sobre todo: solo. Es mas, si alguien trata de ayudarlo, seguro lo que consigue es entorpecer su trabajo.

Cuando termina toda esta actividad, se dirige tranquilamente a su casa, como si nada hubiese pasado, y su amo, ni siquiera se entera de lo que su gato ha estado haciendo. No es que el gato se crea independiente, es que realmente, lo es. Es un ser libre.

El gato permite que disfrutemos de su compañía, y nos permite disfrutar de la de él, pero querer controlarlo, y manejarlo, sería querer ir más allá de la psicología felina, y sería como "querer encerrar el viento en una jaula". Hay que entender esta psicología felina, y así comprenderemos y disfrutaremos más la independencia de este extraordinario compañero. No podemos pretender que un gato se comporte como un perro, pues tiene su propia idiosincracia,y psicología, y en la medida que comprendamos que el perro, el gato, las aves, los roedores tienen sus propias características especiales y necesidades distintas, podremos disfrutar mas de la compañía de cada uno de ellos, y entonces podremos comprender que lo que a veces se critica o rechaza en un gato: su independencia, además de ser un rasgo especial de su personalidad, les da precisamente, ese encanto que les caracteriza.
Recuerda que hay una frase que dice:”Uno tiene un gato pero nunca lo posee”

12 comentarios:

Joker 23 dijo...

Yo los respeto, pero...entiendo que como compañia no cuentan mucho...es decir, no se puede esperar de un gato cosas que no son propias de su especie...

Por otra parte soy mas de los perros...

saludos...!

calamardo dijo...

una sola cosa: que vivan los gatos.
ah! perdon, otra mas: que vivan cosmico y dumas, que son los mios. y me quieren igual, ja!!
calamardo.

Joker 23 dijo...

Como ya dije me encantan los perros, eso no quita que respete a los gatos...a proposito, son muchos los casos de la típica "loca de los gatos" de hecho hay una a la vuelta de casa...eso no pasa mucho con los perros..

saludos!

Cristicona dijo...

A mi me han llamado varias veces "la loca de los gatos" pero de broma. Adoro a los gatos, siempre he dicho que cuando me muera me encantaría reencarnarme en un gato de esos que viven en las granjas o en los pueblos, que tienen una familia que les quiere y cuida pero luego campan a sus anchas.

Cuando he leido que los gatos se acuestan sobre ti para mostrarte su cariño no he podido evitar emocionarme al recordar a mi gato favorito, Indy, que falleció el verano pasado. La gente piensa que los gatos son interesados y no tienen sentimientos, pero mi otro gato, Kiko, ha estado deprimido durante meses, dicho por el veterinario, y de vez en cuando pide que le abramos la terraza, que es por donde se calló Indy, y le llama.
Los perros son más expresivos pero uno no sabe lo extraordinario que es un gato hasta que tiene uno, y en cuanto a lo de ser rencorosos, de los gatos que he tenido sólo la gata (Meisi) lo era.

Me ha gustado mucho tu artículo Corto y tu gatita "Manchi" es una monada.

Salu2

Tom/Shine. dijo...

Si, son lindos los gatos, pero acostumbran alejarse de mi, solo algunos se pasan entre mis piernas, o me quedan mirando como si fuera un espectro o atun gigante.
Pero me gustan mas los perros, y los peces, vivos y fritos.
See ya!

Corto Maltes dijo...

A mi también me gustan los perros, tienen algo que los acerca mas a nosotros que los gatos. Pero los gatos tienen un no se que los hace distantes y próximos al mismo tiempo. También admiro mucho lo perfectos que son, la delicadeza que exhiben al estar echados y al mismo tiempo la fiereza de que son capaces.
En fin, unos animalitos que si no fueran tan pequeños, serian de cuidado.
Cristicona - la verdad es que Manchi es realmente una monada ;)

Santos G. Monroy dijo...

No tendría nunca un gato en casa, pero reconozco que son animales fascinantes, indómitos, y con un halo de misterio, en muchos casos demoníaco. ¡Me gustan más las "gatitas" humanas, jejej!
¡Saludos, Corto!!!

Peter Parker dijo...

Nosotros tenemos 4 felinos: Toby, Mina, Pancho y Lucy (la mamá de Toby).
Una de las ventajas de tener gatos, es que te calientan los pies en invierno.

Si me dan a elegir una gata humana elijo a The Black Cat.

Saludos.

Corto Maltes dijo...

Santos - Es claro que yo tambien las prefiero. De todos modos tenerlos en casa o no es lo de menos, lo que intento es que se entienda lo que son estos animalitos, perfecciones de la naturaleza.
Peter - ¿Los nombres Mina y Lucy vienen de donde yo creo?¿de la version cine o de la version libro?
Yo me quedo con Cat Woman en cualquiera de sus versiones y si es en todas mejor XD

otakupsx dijo...

Siempre he tenido gatos y son de lo mas cariñosos aunque hay dias en que no vuelven pero amo esa individualidad que tienen

Cristicona dijo...

¡Que gracia Peter Parker, uno de mis gatos tambien se llama Pancho!, le puse ese nombre porque es muy vago.

Peter Parker dijo...

En realidad los nombres Mina y Lucy fueron puestos al azar y no tienen ninguna -repito: ninguna- relación con Bram Stoker... pero me podría sacar cartel ¿no?.

Te recomiendo por tu bien, que hoy por hoy solo te encames con Michael Pfeiffer y Hale Barry, pues las anteriores están un poquito... esqueléticas.