lunes, 18 de mayo de 2009

Está naciendo otro Benedetti

En un día gris y lluvioso en la ciudad de Montevideo, el escritor Mario Benedetti nos dejó, se fue con sus dolencias y sus años a cuesta. Nos abandonó sin despedidas, sin teatrales adioses y sin aviso. Pero no se fue así nomás, nos dejo toda su obra, una gran cantidad de poemas que nos acompañan en lo cotidiano, nos dicen como es amar y sobre todo nos dan fuerzas para no extrañarlo tanto. Adiós Maestro y “gracias por el fuego”.



Jose Saramago:
“Siempre quedaba esa ingenuidad que es pensar que lo inevitable se puede posponer, pero no se puede, y cuando llega, como acaba de llegar para Mario Benedetti, es muy duro”.

José Manuel Caballero Bonald:
"Su poesía ha buscado a la multitud y la ha encontrado, había unido la poesía y la historia de una forma muy hábil e inteligente y ha destacado de su obra la crítica social "agudizada" por la inteligencia”.

Benjamín Prado:
"... ha logrado el triunfo de conseguir con sus versos justo aquello que quería, que es estar muy cerca de los lectores y en muchos lectores. Su poesía ha buscado a la multitud y la ha encontrado".

Peri Rossi:
"Ha tenido muchísimos lectores porque se comunicaba de manera muy directa. La obra del poeta uruguayo tiene una trascendencia casi de carácter sociológico".

Mauricio Rosencof:
“La muerte de Benedetti es un desgarro para la literatura de habla hispana. La obra de Mario va a estar siempre a pesar de su desaparición física. La literatura de todo el mundo pierde a una figura de primer nivel, y yo pierdo a mi hermano".

Ana Magnabosco:
Resaltó el vínculo del escritor con Madrid, donde residía parte del año para escapar a los fríos del invierno montevideano ante su enfermedad respiratoria crónica.

Rafael Courtuasí:
"Yo no tengo vergüenza de ser sensible. Don Mario está lejos de las envidias y entró en otro lugar. Se llora una pérdida porque se llora un amigo, pero al mismo tiempo está naciendo otro Benedetti.

Raúl Vallarino:
"Hizo conocer las letras uruguayas en muchas partes del mundo y abrió el camino para colegas compatriotas. En más de una ocasión, durante algún viaje, me reconocieron como escritor uruguayo haciendo referencia a que venía de Uruguay, la patria de Benedetti. Sin duda, fue un escritor de fama mundial y nos abrió el camino para muchos otros escritores más jóvenes".

Eduardo Galeano:
“Benedetti en italiano significa benditos. Lo único que puedo decir es eso. Benditos sean las mujeres y los hombres generosos y honestos, como estos. Yo soy enemigo de la inflación palabraria, y me parece que el dolor se dice callando”.

Aquí un video donde el mismo Mario Benedetti recita su poesía “Si dios fuera una mujer


8 comentarios:

Olivia Güel dijo...

Últimamente hay muchas ausencias. Demasiadas creo yo.

Mis condolencias.

Juan Manuel dijo...

TE ACORDÁS HERMANO

¿Te acordás hermano qué tiempos aquellos cuando sin cortedades ni temor ni vergüenza se podía decir impunemente pueblo?
cada uno estaba donde correspondía
los capos allá arriba, nosotros aquí abajo.
es cierto que no siempre
logró colarse el pueblo en las constituciones
o en las reformas de constituciones
pero sí en el espíritu de las constituciones/ los diputados y los senadores
todos eran nombrados sin boato
como representantes de ese pueblo

ahora el requisito indispensable
para obtener curules en los viejos partidos
y algunos de los nuevos
es no pronunciar pueblo
es no arrimarse al pueblo
no soñar con el pueblo

incluso hubo un ministro mexicano
(sabines dixit) que en el sesenta y ocho
unos meses después de tlateloto
dijo/ con el pueblo me limpio el culo/
después de todo el tipo era sincero

por otra parte en las obras más doctas de los historiadores con oficio
el pueblo aún figura en las notas al pie
y en el último tramo de la bibliografía

pero el voquible pueblo/ en general/
es contraseña de las catacumbas
de los contactos clandestinos
de las exhumaciones arqueológicas

de vez en cuando surge un erudito
que descubre que Engels dijo pueblo
que Gramsci el Che y Rosa Luxemburgo
que Mariátegui y Marx y Pablo Iglesias dijeron pueblo alguna que otra vez

y ciertos profesores que todavía tienen en sus almarios un pañuelo rojo llevan a sus alumnos al museo
para que tomen nota disimuladamente
de cómo eran las momias y los pueblos
y claro, los muchachos que absorben como esponjas
se levantan sonámbulos en mitad de la noche
y trotan por los blancos corredores
diciendo pueblo saboreando pueblo

mas como en la vigilia vigilada
ya nadie grita ni murmura pueblo
hay en las calles y en las plazoletas
en los clubes y colegios privados
en las academias y en las autopistas una paz algo densa/ a prueba de disturbios y un silencio compacto/ sin fisuras
algo por el estilo del que encontró Neil Armstrong cuando anduvo paseando por la luna sin pueblo.

M.B.
"EL OLVIDO ESTÁ LLENO DE MEMORIA"

Dejo una poesía, solo para compartir las cosas buenas, y hacer que el dolor duela un poco menos.

Saludos Poéticos.
Juan Manuel.

calamardo dijo...

parafraseo: lo inevitable no puede postergarse. y dolor se dice callando. gracias por todo al viejo. salú!

andal13 dijo...

Como que nos estamos quedando huérfanos...

Gracias por este homenaje, así sencillo, como era él, pero cargado de emoción.

Mar Herar dijo...

Descanse en Paz MArio...

Corto Maltes dijo...

Olivia - La vida es asi. Por suerte estas ausencias son de las que te dejan su espiritu en su obra.

Juan Manuel - Nada que decir de tus geniales palabras. Nada mejor que las palabras de un poeta para despedir a otro poeta. Que privilegio que sea en mi blog.

Calamardo - me uno a tu ¡¡salú!!

Andal - La idea era justamente hacer algo sencillo. No soy escritor asi que no me es facil encontrar las palabras. Tambien la foto fué seleccionada especialmente.

Maruu dijo...

Es la verdad, es una perdida fuerte para la literatura! Como el pocos!!
=( Adios querido amigo! me llenaste de alegrias y emociones leyendo tus obras soy esto,

besos Corto,

Benedetti is dead dijo...

Benedetti is dead!