lunes, 10 de noviembre de 2008

The Dark Knigth Returns - Un comic que hizo historia

Tenemos aquí uno de esos comic que hicieron historia, que se perpetúan en el tiempo sin importar que los Ronald Reagan y los soviéticos ya no estén. Tal vez si estén pero con otros nombres, en otros escenarios, buscando por otros medios el mismo fin. Junto a los Watchmen de Alan Moore, este Dark Knigth Returns, dio un giro de tuerca inesperado al género de los superhéroes y, por distintos medios, sentaron las bases de un concepto diferente.


Ideológicamente ambas historietas son muy distintas (yo tal vez simpatizo mas con la propuesta de los Watchmen) pero eso también se debe a que los personajes que se manejan son diferentes. En el caso de Miller, hay que tener en cuenta que retoma a Batman, un personaje con muchísima historia detrás y con un incondicional publico que lo sigue en cada una de sus variantes. Alan Moore, en cambio, creo todo un universo nuevo a su entero antojo y eso facilita muchas cosas.


De todos modos si tenemos en cuenta que Frank Miller se formo con influencias que marcarían su producción en el comic como lo son: la película “El León de Esparta” (The 300 Spartans, 1962), el “Spiderman” de Stan Lee y Steve Ditko y las novelas negras de Micky Spillane; podemos asumir que entre las tres levantaron los conceptos de su particular concepción del heroísmo, del drama y del sacrificio heroico. En The Dark Knigth Return vemos que el concepto de justicia dura de Micky Spillane esta presente con una claridad arrolladora.


En la historieta nos encontramos con un Bruce Wayne cincuentón y que ya ha colgado el traje de héroe. El mundo ha cambiado y la ciudad es un caos, las pandillas se han organizado y asolan a la ciudadanía en las noches. La policía esta impotente ante semejante brote de violencia y el comisario Gordon esta pronto a jubilarse.
El país esta gobernado por un payasesco Ronald Reagan que juega a la guerra con los soviéticos escudándose en el arma secreta más poderosa que ha pisado la tierra: Superman, que se encarga de solucionarle los problemas a la patria en tierras lejanas.


En este entorno Bruce Wayne se retuerce en el hastío, esperando la muerte de la manera mas digna que pueda concebir quien, en algún tiempo, vistiera el traje del detective oscuro. Las carreras de auto se convierten en la excusa perfecta para buscar esa muerte salvadora porque es eso o volver a salir en las noches a impartir justicia. Pero las carreras de autos no logran mandarlo al otro mundo así que la alternativa es seguir ese impulso incontrolable y regresar a la noche y así lo hace. Ya no esta Robin ( Jason Todd esta muerto y Dick Grayson distanciado) y el físico no es el mismo pero la astucia es el as escondido en la manga.


A lo largo del comic, Batman se enfrentará a varios villanos conocidos como 2 caras (liberado del manicómio con un rostro nuevo), el Joker (que se ha vuelto un sicótico sexual), Los mutantes (un ejercito de delincuentes organizados) y finalmente a Superman, su antiguo gran amigo.
Durante la lectura de este comic tenemos varias sensaciones, para empezar, los dibujos comienzan con una simpleza que raya lo infantil, manejando cuadros chicos y poco claros (Miller utiliza una técnica de dibujo bastante distinta a la utilizada en Ronin o en Sim City). Poco a poco los dibujos empiezan a hacerse mas complejos y el color toma preponderancia hasta alcanzar niveles muy altos de calidad. Pero lo que mas mueve en uno es la actitud del personaje. Una ambivalencia confusa se desarrolla en Batman de tal modo que el bien y el mal interactúan en el límite de lo políticamente correcto.


La ideologia esta presente en Dark Knigth Returns encarnado en la figura del insano Ronald Reagan y su política exterior belicosa e irresponsable hasta el final en el que Batman plantea una solución polémica al caos imperante en la ciudad y en el mundo, el superhéroe ahora esta inmerso en su guerra personal contra todo.
No voy a contar como termina este comic por lo que me abstengo de desarrollar la idea final que plantea Miller, pero si voy a hacer hincapié en la lucha constante de un Batman que se desvia un poco de la linea del bien en su afán por impartir justicia.
Se enfrenta a todo y a todos, a la delincuencia (encarnado en los mutantes), a su pasado (el jocker y 2 caras), a la vejes (en el mismo y en los demás como es el caso de Gatubela, flecha verde, etc.), al gobierno (Roanld Reagan), al sistema en general (la tv y toda la baraúnda de personajes que aparece en ella y que lo único que hacen es decir disparates), a lo que no fué (su enfrentamiento con Superman).


No es una historieta que pase desapercibida o que quede en el olvido, al contrario quedará en tu mente dando vueltas o dejándote un sabor extraño en la boca. ¿Qué fue esto?¿que paso aquí? Esas son las preguntas que te perseguirán cuando pienses en este comic.
Muy recomendable para todos aquellos que nunca leyeron una historieta y un material obligatorio para los amantes del comic.

Aqui un video con un tributo al Batman de Frank Miller



Aqui el programa Comicbook orange con un especial Frank Miller. Esta en ingles pero vale la pena conocer la carrera de este creador.


1 comentario:

Cristicona-cinepalomitas dijo...

Leí a cerca de "Dark Knight Returns" cuando me enteré que Frank Miller quería que Nolan llevara este cómic al cine como continuación de "The Dark Knight" y que proponía a Sylvester Stallone en el papel de Batman. http://www.cinepalomitas.com/2008/09/sylvester-stallone-podria-ser-batman-y-cher-catwoman/

Me pareció un desfase el argumento, Batman contra Superman, Reagan de por medio..., sería dificil llevarlo a la gran pantalla. No lo he leido pero como bien dices no debe dejar indiferente.