jueves, 20 de noviembre de 2008

La biblioteca digital es un hecho - y dale con Pernia

Y siguiendo con el tema de los libros digitales que no solo son un hecho sino que además se abren camino de manera tal que el acceso las obras, no solo difícil de conseguir sino además inaccesibles, puedan estar ahora al alcance de un simple clik.

Se lanzó ya el prototipo de la Biblioteca Digital Europea, “Europeana”, y los gastados zapatos de Van Gogh son lo primero que aparece en la página de prueba. Esta maqueta de web abre nuevos horizontes al reunir en un único acceso millones de recursos digitales de archivos, museos, bibliotecas y colecciones audiovisuales europeas. se desarrollará hasta convertirse en un servicio totalmente operativo que permita acceder a más contenidos. En 2010 debería superarse la cifra de 10 millones de objetos digitales accesibles.

En función de la demanda de los usuarios, también se podrían desarrollar nuevas herramientas (por ejemplo, para que los investigadores realicen comentarios). Además, se pretende que con el tiempo los usuarios puedan aportar sus propias contribuciones (utilizando un modelo de contenido abierto similar al de Wikipedia).

Como muchas de las grandes bibliotecas de la historia (Bibliotheca Alexandrina, Bibliotheca Bodleiana, Bibliotheca Gallica, etc.), la Biblioteca Digital Europea también tiene un nombre en latín: Bibliotheca Europeana. De ahí viene la palabra EUROPEANA, que significa "europea".
EUROPEANA también quiere decir "todo lo que es europeo", en alusión a la riqueza y variedad de contenidos culturales (libros, periódicos, música, películas, mapas, etc.) a los que se dará acceso.

"Europeana representa una alianza inédita entre las nuevas tecnologías y el mundo de la cultura. Estoy convencida de que modificará de manera profunda la forma en que cada uno accederá a partir de ahora al patrimonio cultural europeo", dijo el lunes la comisaría europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, en un discurso en Aviñón (sur de Francia).

El proyecto de esta nueva web se presentó en una conferencia celebrada en Frankfurt el pasado 1 de febrero a los custodios del contenido digital, incluyendo directores de museos, archiveros, editores y bibliotecarios. Durante la Conferencia se mostró cómo un usuario puede, mediante un sofisticado sistema de navegación y consulta, encontrar cuadros, fotografías, objetos digitales, libros, periódicos, archivos de sonido y películas que han sido digitalizados por las organizaciones custodias del patrimonio cultural europeo.

Imágenes en directo de la caída del Muro de Berlín (Alemania), el texto original de Las flores del mal, de Baudelaire (Francia), las obras maestras de Vermeer (Holanda), partituras manuscritas de Mozart (Austria) o la Historia de los Reyes de España escrita por Prudencio de Sandoval en 1634 (España) son algunos ejemplos de los tesoros que desde mañana podrán consultarse en esta biblioteca interactiva. La UE financiará un 80% de los dos millones de euros anuales que costará el proyecto.

El resto será costeado por los estados miembros. "Se trata", explicó la comisaria durante el forum La cultura como factor de crecimiento, que se cerró el martes en Aviñón, "de un proyecto ambicioso y de vocación federadora, una biblioteca que permitirá a los usuarios potenciales (unos 500 millones según la Comisión Europea) conocer los tesoros ocultos de su herencia cultural".

Europeana se nutrirá de las aportaciones que vayan efectuando las distintas instituciones culturales de los 27 miembros de la UE: bibliotecas públicas, museos, archivos históricos, hemerotecas, etcétera. Todo eso, siempre que previamente se hayan ocupado de la digitalización de los fondos, y ahí radica uno de los grandes problemas previos con los que nace Europeana: tan sólo un 1% de los fondos de las bibliotecas nacionales europeas está hoy digitalizado.

Digitalizar fondos siempre ha sido lento, lento y sobre todo costoso, y las instituciones culturales de España nunca se han caracterizado por su empeño en dar prioridad a la puesta en marcha de unas inversiones y unos procesos para los que hoy ya empieza a hacerse tarde. Quizá por eso la cultura española aportará a la nueva Biblioteca Digital Europea, de entrada, nada más que un 1,4% del total de la Unión Europea, frente al 7% de Suecia, el 8% de Finlandia, el 10% de Reino Unido, el 10% de Holanda o el ¡52%! de Francia.

"Es poco, muy poco", lamenta la comisaria europea, "y espero que España, con un patrimonio cultural como el suyo, mejore mucho con el tiempo". La Comisión ya tiene pensados los deberes para España, y pedirá al Ministerio de Cultura español, por ejemplo, que sirva de puente para que los documentos relativos a la Conquista de América desperdigados por España y por varios países latinoamericanos, puedan aterrizar un día en Europeana.

"¿Soñó alguna vez con tener acceso a libros raros y antiguos ocultos en los archivos de las bibliotecas nacionales y normalmente inaccesible para el público? ¿No deseó obtener una copia de un libro viejo que ya no va a imprenta? Estos sueños que todo bibliófilo tiene, ahora se han vuelto realidad con la apertura de Europeana", sostiene un portavoz de los organizadores de la biblioteca digital.

Si la idea remite de inmediato al cuento "La biblioteca de Babel", del argentino Jorge Luís Borges, que almacenaba "todos los libros posibles" sin seguir ningún orden, la intención de Bruselas es digitalizar los existentes para permitir su consulta online, en una suerte de émulo moderno de la mítica biblioteca de Alejandría.

"Borges describía un universo vertiginoso en el que un número incalculable de libros despertaba el deseo de los hombres hasta hacerles perder la cabeza incluso. Alejándose de esta metáfora, Europeana crea un universo de lo posible, donde se ofrecerán informaciones simples y de calidad a todos los ciudadanos en búsqueda de nuevos conocimientos", explicó en ese sentido Reding.

Como primera etapa del proyecto, unos dos millones de obras de arte estarán accesibles en "Europeana" a partir del pasado jueves. El objetivo de Reding es incorporar unos ocho millones más de obras a más tardar en 2010.


En Europeana habrá, literalmente, de todo, desde La Divina Comedia de Dante Alighieri hasta una pintura como La joven de la perla de Vermeer, un facsímil de la Carta Magna, numerosas grabaciones, y manuscritos originales de otros autores y artistas.

En fin, material cultural para todos los gustos y de toda índole. Solo cabe esperar que las bibliotecas de la UE (sobre todo la española que nos toca mas de cerca por el idioma) digitalicen mas y colaboren con lo que considero un gran, gran proyecto que beneficiará a todos en muchos aspectos.


3 comentarios:

Tom/Shine. dijo...

Wow, me parece alucinante esa idea de biblioteca virtual, bueno, espero que sea mejor que wikipedia, que sea como un verdadero museo virtual. Espero que incluya cosas más recientes sobre Europa: el nacimiento del indie, las nuevas corrientes en el arte, influencia latina en la cultura britanica, etc. y no se limite a lo clasico, las obras de Homero, renacimiento, esas cosas.
Y que sea gratis, espero.
See ya!

Stefani dijo...

Al final vamos a poder hacer absolutamente todo con un ordenador! Bueno.. igual ya se puede, jeje

El proyecto es interesante, lo voy a cotillear un poco...

Peter Parker dijo...

Según las palabras de Stefani, vamos rumbo a ser pasajeros del Axioma (ver Wall•E)

Triste... muy triste.