martes, 2 de diciembre de 2008

La saga de Terramar - Lejos de Tolkien y cerca del alma

Ursula Kroeber Le Guin (Nace en Berkeley, California, 21 de octubre de 1929) es una escritora estadounidense. Ha publicado obras dentro de numerosos géneros, principalmente ciencia ficción y fantasía, aunque también ha escrito poesía, libros infantiles y ensayos, e incluso ha traducido obras de otros autores desde el chino y el español al inglés.
Sin embargo, Le Guin debe su fama al numeroso caudal de libros y cuentos de ciencia ficción y fantasía publicados a lo largo de su dilatada carrera y ha sido galardonada con varios premios Hugo y Nébula. Fue la primera mujer galardonada con el título de Gran Maestra por la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos (SFWA). Se considera a si misma como una mujer feminista y taoísta y en sus novelas aparecen a menudo ideas anarquistas.


Extraído de Wikipedia

Ursula K. Le Guin es una de mis escritoras favoritas, una de esas escritoras de ciencia ficción y fantasía que no solo saben explotar la faceta fantástica de sus novelas sino que además tiende a introducirse en los personajes de una manera mas intima. Dentro de la literatura de Ursula K. Le Guin voy a comenzar esta serie de entradas dedicadas a la saga de “El mago de Terramar” ya que, de algún modo, es la saga fantástica que mas me gusto después de haber leído "El señor de los anillos".

Un mago de Terramar" es posterior a “El señor de los anillos" de Tolkien y por lo tanto creció a su sombra. Pero si hay algo que se puede decir de la saga de Terramar, es que son novelas bien diferentes de las de Tolkien, nada las une más que la fantasía.
La saga de Le Guin es mucho mas profunda en cuanto a tratamiento de personajes, los acontecimientos se suceden como anécdotas, pero lo que realmente importa, es el desarrollo interior del personaje.

Terramar es un mundo fantástico que esta cubierto por mar; la única tierra es un archipiélago central rodeado de océano. No hay referencias de otras tierras, aunque hay referencias a una tierra "más allá del oeste", donde habitan los muertos y los dragones.


Usualmente, el termino "archipiélago" solo se refiere a un grupo central de islas alrededor de Havnor, en el llamado Mar Interior. Las islas más exteriores se clasifican en cuatro zonas llamadas Confines, una para cada punto cardinal. Al noreste están también las Tierras Kargas, cuatro islas de gran tamaño con una cultura distintiva, similar a la de los vikingos mezclados pero con reminiscencias de las civilizaciones de la america precolombina.

La gente de Terramar tiene paralelos con los primitivos habitantes de Oceanía, o con los jonios del mar Egeo, en particular en las islas más pequeñas. En otras islas mayores, como Gont o Havnor, sin embargo, hay poblaciones totalmente aisladas del mar.


La magia en Terramar esta minuciosamente descripta, de modo que, a medida que leemos la novela, descubriremos que practicar la magia no es un juego de niños, que existe un delicado equilibrio que, de romperse, puede causar males mayores.
Ursula K. Le Guin nos dice, mas o menos, que si utilizas la magia para crear lluvia en un lugar, seguramente habrá sequía en otro. Partiendo de esta premisa es que sabemos que la casta de los magos es muy selectiva y que, para ser mago, debes aprender de los verdaderos maestros que se encuentran en la Isla de Roke.

En este mundo es que conocemos a Duny, un niño con ansias de ser algo más de lo que su padre tiene en mente para el: ser un herrero como lo ha sido siempre. Pero Duny no es un joven común y su tía, que es una bruja, es la encargada de descubrir los poderes que oculta su joven sobrino. Es ella quien inicia al niño en las artes mágicas y después de algunos años y tras demostrar su valía como mago ante su padre y la aldea en general, tras rechazar la invasión de los Kargos, es Ogión, “el Silencioso”, el que viene a buscarlo para convertirlo en su aprendiz y darle su verdadero nombre: Ged; porque el verdadero nombre de las cosas tiene poder y es este poder el que utilizan los magos. Por eso el nombre verdadero de cada uno solo lo saben uno mismo y los amigos de mucha confianza.

Ogion comienza a enseñar estos poderes a Ged pero este es un joven ansioso de poder y de fama, y la paciencia no es su fuerte. Así que estudiando libros que no debería haber tomado despierta algo que esta mas allá del entendimiento humano, una sombra que gracias a Ogion no llega a cruzar a este mundo pero que se convertirá en un peso que Ged deberá cargar. Pero Ogion siente que la magia que el muchacho quiere aprender no se la puede enseñar el, así que lo recomienda para que sea aceptado en la escuela de Hechiceros de la isla de Roke.

En dicha escuela Ged deberá cursar varias materias relacionadas a la magia para convertirse en el hechicero que siempre soñó (¿Les suena esto? Pero atención que esta novela es de los 60’s). Pero su ímpetu juvenil de fama y poder lo lleva a realizar un hechizo que no esta permitido y esta vez si, la sombra cruza el umbral dispuesta a devorar el alma del muchacho. Gracias a la ayuda del archimago de la isla, que da su vida por salvar la de su alumno, la sombra es detenida y ahora deberá esperar a que Ged abandone Roke para cumplir su cometido. Por otra parte, Ged, tendrá que encontrar la forma de deshacer algo que ni el más poderoso de los Hechiceros de Roke puede deshacer. Pero para eso deberá primero superar su propio miedo a algo que vino del mas allá pero que tiene parte de el mismo, que es una sombra de su lado mas oscuro.


Así empieza el periplo de “El gavilán” (como todos lo conocen en Terramar), que algún día se convertirá en el hechicero mas poderoso de la historia de Terramar.
Esto que parece literatura fantástica común y corriente empieza a madurar en los siguientes libros de una manera formidable. Conoceremos a Ged desde que es un niño impetuoso hasta su vejes en cinco novelas, cual de todas mejor, pero bien distintas una de otras.

En “Un mago de Terramar” tenemos la novela mas típica del genero de las cinco que componen la saga, pero sin dejar de perder la mano firme y segura del estilo filosófico y la visión particular que tiene Ursula K. Le Guin. No esperen una novela de peleas épicas al estilo Tolkien, Aquí nos encontramos con una novela que trata sobre la superación personal ante la adversidad provocada, a veces por uno mismo. La responsabilidad y el peso que esta tiene sobre la juventud y la posibilidad de elegir, uno mismo, su propio destino. Aquí no hay grandes ejércitos ni batallas apoteósicas pero si hay mucha magia, sombras de las profundidades y dragones de lo más feroces e inteligentes que se hayan visto.

Ged esta destinado a ser el mago mas poderoso de Terramar, el lo sabe, todos los que lo conocen lo saben y el lector también lo sabe. Pero su camino es tan imperfecto, tan lleno de errores, miedos y conflictos que durante toda la novela uno se pregunta: ¿cuando surgirá ese gran héroe que tanto nos vaticinaron? Lo peor es que al llegar al final no sabemos si realmente ese gran héroe surgió. “Lo hará en las futuras novelas” pensamos los lectores, y así será, pero no de la manera en que estamos acostumbrados.

¿Como recomendar una novela que se extiende en otras de manera tan diferente? Porque cuando uno espera algo del personaje y de la historia, esta cambia dejándonos con una especie de frustración y mal sabor en la boca que al finalizar la novela es reemplazada por la sensación, segura, de haber leído uno de esos libros que nos marcan para siempre.

Las adaptaciones a la pantalla

De esta saga de libros se han realizado una miniserie para televisión titulada "La Leyenda de Terramar" y un anime a cargo de Goro Miyasaki para el Estudio Ghibli y con el nombre de “Gedo Senki".
De la miniserie diré que: a quienes tengan buen gusto les recomiendo que la eviten porque se llevarán una muy falsa imagen de los libros.
¿Por que? Pues, imaginen una adaptación de “El señor de los anillos" donde Frodo se llame Bolsón de nombre y Frodo de apellido y que no sea pequeño sino de estatura normal.



Resulta que Bolson tiene que llevar un anillo mágico a la montaña solitaria donde habita un malvada bruja que tiene sexo con uno de los Nazgull y que quiere matar a Sauron porque puede quitarle su trono. Para ayudar a Bolsón tenemos a su amigo Sam y el mago Gandalf que lo acompañaran en su aventura donde se encontraran con el Dragón Smaug que, gracias al anillo, le concederá tres deseos a Bolsón. Luego Bolsón conocerá a Arwen que es la sirvienta de la bruja y juntos mataran a la malvada y destruirán el anillo con el agradecimiento de Sauron.

¿Qué les parece esta adaptación? Bueno, lo mismo hicieron con esta miniserie, un descalabro mayúsculo lleno de contradicciones y errores. Aunque algunos paisajes estén bien al igual que el vestuario. Además, los habitantes de Terramar son en su mayoría de color marrón cobrizo y negro a excepción de los Kargos que son blancos. En la miniserie son todos blancos y uno solo de los personajes es negro.

El anime del hijo de Miyasaki esta mejor, respeta un poco mas a los personajes y el espíritu de las novelas pero tampoco logra ser medianamente fiel, aunque es una buena película.

Dijo Ursula K. Le Guin de las adaptaciones:

"Cuando vendí los derechos de Terramar, hace algunos años, mi contrato me daba el estatus estándar de “Consultora” – que significa lo que los productores quieren que signifique, casi siempre poquito o nada
Al principio, los cineastas contactaron conmigo de una forma amistosa, y respondí de la misma manera: les pregunté si les gustaría tener una lista con pronunciaciones de los nombres; y les dije que aunque yo ya sabía que la película sería diferente a los libros, esperaba que no hicieran cambios innecesarios al argumento o a los personajes- algo peligroso de hacer, pues los libros eran bien conocidos por millones de personas por décadas. Ellos respondieron que la audiencia de la televisión es mucho mayor, y por completo diferente, y que sería improbable que les preocuparan los cambios con respecto a la historia y a los personajes de los libros.

Cuando ojeé el guión, me di cuenta que los productores no habían comprendido sobre qué tratan los libros y no se habían interesado en saberlo. Todo lo que ellos pretendían era usar el nombre de Terramar (Earthsea), y algunas de las escenas de los libros, en una película genérica de McMagic con un argumento sin sentido, basado en el sexo y la violencia.
He oído, pocas veces, pero muy memorablemente, de lectores de color que me han dicho que los libros de Terramar eran los únicos libros en el género en los que se sentían incluidos — y cuánto significó esto para ellos, especialmente como adolescentes, cuando no encontraron nada que leer en la fantasía y la ciencia ficción excepto las aventuras de personas blancas en mundos blancos. Esas cartas han sido una recompensa tremenda y una alegría verdadera para mí.

Hasta ahora ningún lector de color me ha dicho que no me entrometa, o que tengo un sentido de la etnicidad equivocado. Cuando ellos lo hagan, los escucharé. Como hija de un antropólogo, soy intensamente consciente del riesgo del imperialismo cultural o étnico — una escritora blanca que habla para personas no blancas, hablando por ellos, es un acto de extrema arrogancia. En un mundo de fantasía totalmente inventado, o en un escenario de ciencia ficción de un futuro lejano, en el mundo de arco iris que podemos imaginar, este riesgo se mitiga. Esta es la belleza de la ciencia ficción y la fantasía —la libertad de la invención.
Pero con toda libertad viene la responsabilidad. Esto es algo que estos cineastas parecen no entender."

Y de el anime de Miyasaki dijo:

"El Sr. Goro Miyazaki me preguntó justo cuando nos íbamos, "¿Le gustó la película?". No era una pregunta fácil de responder, bajo las circunstancias. Le dije: "Sí. No es mi libro. Es su película. Es una buena película".
Gran parte de ella era preciosa. Algunos flecos se cortaron, de todos modos, en la animación de esta película realizada tan rápidamente. No tiene la delicada precisión de "Totoro" o la poderosa y espléndida riqueza de detalles de "El Viaje de Chihiro". Las imágenes son efectivas pero a menudo demasiado convencionales.
Gran parte fue emocionante. La emoción se mantenía con violencia, hasta un grado que encuentro realmente infiel al espíritu de los libros.
Buena parte fue, creo, incoherente. Esto podría ser porque yo seguía intentando encontrar y seguir la historia de mis libros mientras veía una historia totalmente diferente, representada confusamente por gente con los mismos nombres que en mi historia, pero con temperamentos, historias y destinos totalmente diferentes.
Por supuesto que una película no debería intentar seguir una novela exactamente - son artes diferentes, dos formas de narración muy distintas. Es posible que tengan que realizarse cambios radicales. Pero es razonable esperar cierta fidelidad sobre los personajes y la historia en general en una película de la que su título y su historia se dicen que están basados en libros que llevan impresos desde hace 40 años.
Creo que los "mensajes" de las películas parecen un poco rudos, aunque a menudo estén citados bastante aproximadamente de los libros, las aseveraciones sobre la vida y la muerte, el equilibrio, etc., no siguen a los personajes y la acción como lo hacen en los libros. Aunque la intención sea buena, no están implícitos en la historia y los personajes. No se los han "ganado". Así que aparecen como sermoneados. Hay algunos detalles sentenciosos en los tres primeros libros de Terramar, pero no creo que destaquen de forma tan desgastada.

Pero en la película, el mal se ha externalizado de forma cómoda en un villano, el mago Kumo/Araña, al que simplemente se puede asesinar, resolviendo todos los problemas.
En la fantasía moderna (literaria o gubernamental), matar a la gente es la solución habitual a la llamada guerra entre el bien y el mal. Mis libros no están concebidos en términos de una guerra semejante, y no ofrecen respuestas simples a preguntas simplistas.

Aunque creo que los dragones de mi Terramar son más bonitos, admiro la noble forma en que los dragones de Goro doblan las alas. Los animales de su imaginación se muestran con mucha ternura - me encantaron las expresivas orejas del caballo-llama. Me gustaron mucho las escenas abrevando a los animales y demás, que le dan a la película una calma terrenal y práctica - un sabio cambio de ritmo del constante conflicto y "acción". En ellos, al menos, reconocí mi Terramar.


Los realizadores de la televisión americana, jactándose de que eran "daltónicos" redujeron la población de color de Terramar a uno y medio. Los he maldecido por blanquear Terramar, y no les perdono por ello.
Este tema es diferente en Japón. No puedo tratar el tema de la raza en Japón porque conozco muy poco sobre el tema. Pero sé que una película de anime abofetea las casi inmutables convenciones de su género. La mayoría de las personas en las películas de anime parecen - al ojo americano/europeo - blancas. Me han dicho que la audiencia japonesa los percibe de forma diferente. Me han dicho que ellos podrían percibir a este Ged como de un color más oscuro del que yo veo. Eso espero. La mayoría de los personajes me parecen blancos, pero hay al menos una pequeña variación de bronces y beiges. Y el pelo rubio de Tenar y sus ojos azules están bien, pues pertenece a una minoría de las islas Kargas."

Extraído de http://www.docemoradas.com


En una próxima entrada comentaremos el segundo libro de esta formidable saga:
Las Tumbas de Atuan

7 comentarios:

Santos G. Monroy dijo...

Miles de aficionados aclaman a esta saga que, al parecer, tiene su punto fuerte en la profundidad psicológica con que son tratados los personajes. Curiosamente, hace dos meses que tengo a "Un mago de Terramar" esperándome en la estantería. ¡Corto, cada día me sorprendes más!

Peter Parker dijo...

Muchas gracias Corto por seguir iluminando el camino. Me atrapó la trama de este cuento, son de lectura adictiva y eso está bueno... en las vacaciones; voy a ver si lo consigo por ahí.

También tengo ganas de bajar la versión en animé... aunque estoy atento a tus comentarios al respecto de las diferencias.

Saludos

P.D.: Ayer en la presentación del libro de Alcuri estuve con el Fantasticomm... aguante Beacon.

Mente Ridícula dijo...

Me gustó tu blog. No conocía a esta mujer, pero ya vpy a buscar algo de ella. Besos

Tom/Shine. dijo...

Tampoco habia escuchado de esta saga, pero si dices que no tiene batallas épicas, hmm, no se si me agradará mucho, pero merece una oportunidad. Vere si lo encuentro en mi libreria mas cercana, si me engancho con el libro seguro lo acabaré en un viaje de 8 horas.
See ya!!

calamardo dijo...

sigan atentamente las indicaciones de corto. el los sabra guiar a la revelacion. ya podemos intentar un oximoron fuera de programa y llamarte... el largo corto?
corto: de todos modos, ya estamos acostumbrados a los desvarios de directores y guionistas a la hora de adaptar libros. puedo citar cantidad, pero no viene al caso. es de todos conocido.
bien por ti de nuevo.
calamardo.

Corto Maltes dijo...

Santos - Si lo tienes en la estanteria prendele cartucho que estoy seguro no te defraudará.

Peter - El anime esta bueno, por lo menos a mi me gusto. Eso si, la contraindicacion de mesclar con las novelas ya esta dada. Ademas esta basada en una mezcla de la tercera y la cuarta novela que en mi opinion es la mejor.

Mente ridicula - que bueno que te gusto el blog y bienvenido.

Tom/Shine - Es una novela muy corta y seguro te lo terminas en el viaje. Y seguramente te va a gustar.

Calamardo - Sin palabras. Su apoyo siempre es un estimulo.

Mekimista dijo...

Lei el primer libro hace un año, la edicion mexicana incorpora las dos primeras novelas en una, son fascinantes

Buena recomendacion, me gusta tu blog