lunes, 1 de diciembre de 2008

My blueberry nights - Color, musica y mal de amores

"My blueberry nights" es una película que transcurre en cafés, bares, casinos y a través de carreteras. Trata de gente sola, del fracaso en el amor por sobre todo y de lo que puede costar superarlo, y todo contado de una manera muy poética, a través de vidrios ofreciendo café y galletitas, de letras de neon, y de objetos en primeros planos desenfocados que nos da la sensación de ser fisgones de historias que transcurren ahí, en la misma barra de bar en la que estamos sentados o vistos desde la calle a través de la ventana.

Cada plano, cada imagen esta cuidado para que no nos perdamos de ningún detalle. Somos observadores de lujo de lo que sucede a nuestro alrededor, escuchando una banda sonora que nos remite al jazz o el Blues mas dolido interpretado por la mismísima Norah Jones entre otros.
Cada historia es una canción desgarrada pero con aires de dignidad, sin dramas tremebundos y con una particular visión de cotidianeidad, mas tendiente al dialogo improvisado que al estructurado.

En "My blueberry nights" se narran 3 historias pero unidas por lo mismo, el amor que se pierde o se diluye, que golpea duro a los protagonistas y de lo que cuesta superar este bache del alma.
Las historias se suceden lentas en su ritmo en algunas partes (sobre todo en la introducción de los personajes) pero con agilidad sobre el final en el que ya imaginamos como será el desenlace. Aunque es un desenlace abierto, como todos los desenlaces que vimos en el transcurso del film, no deja de ser un final muy bellamente narrado, con un romanticismo sutil y original.
Jeremy es dueño de un café y debido a distintas circunstancias, mantiene guardadas las llaves de clientes que, por algún motivo, se las dejan.

Jeremy (Jude Law) guarda también la llave de su propia historia con la esperanza de que la puerta que esa llave abrió algún día permanezca abierta. Elizabeth (Norah Jones) es una clienta que sufre un fracaso amoroso y encuentra en Jeremy una persona que la escucha y que le hace, de algún modo, olvidar su propia historia. Pero Lizzie siente que hasta que no termine de cerrar su propia puerta no puede continuar adelante así que decide atravesar el país buscando olvidar y dejar atrás su dolor y su derrotada identidad.

En este viaje conoce a Arnie (David Strathairn), un policía que no puede dejar de beber ya que su esposa lo abandonó por otro. La esposa de Arnie (Rachel Weisz) tampoco la tiene fácil así que ambos tendrán que cerrar de algún modo sus respectivas puertas. Un párrafo aparte merece el estupendo trabajo de David Strathairn componiendo a un policía que destila fracaso por los poros y que nos da una pequeña lección de actuación (¿estará entre los futuros candidatos al oscar?).
Lizzy también conoce a (Natalie Portman) una jugadora compulsiva que mantiene una relación distante y conflictiva con su padre y a través de la cual encontrara la manera de superar su propio pasado.
Wong Kar-Wai nos deja una exhibición de buen gusto fotográfico y narrativo, con un colorido especial en cada imagen y con una muy refinada selección musical que puesta en momentos clave nos hace dudar si estamos viendo una película en la que suena un blues o es un blues hecho película.

6 comentarios:

Nico Bari dijo...

Esta película la tengo en el debe hace tiempo. Por tu review me hizo acordar a Closer... y no solo porque comparta actores con dicha película jeje

Saludos!

Stefani dijo...

Sabía que te gustaría Corto! :)
A mi la historia de David Strathairn y Rachel me encantó.

Saludos!

Corto Maltes dijo...

Nico - No vi Closer porque soy un nabo y me dan prejuicios ridículos como:"si esta Julia Roberts seguro no me gusta" Pero ya son muchos quienes me la recomendaron y voy a sacarme el prejuicio ridículo para verla.

Stefani - La historia de "Arnie" es la más dura de la película y se lleva todos los laureles sin dudas. De todos modos a mi me gusta mucho también la historia de Jeremy que esta mas velada y me parece muy interesante.

Santos G. Monroy dijo...

¡Por vida de...! Otra peli que tengo que meter en la saca de las pendientes. ¡Corto no deja respiro... jajaj! Saludos!

Peter Parker dijo...

Como te encantan estos géneros, Corto; todavía recuerdo tu reseña de Across the Universe.
El afiche es por demás sugestivo y seductor... y si actúa Natalie, ñami, ñami.

Tom/Shine. dijo...

Hmm, vaya, esta no la he visto, ni sabia de su existencia, se estreno en cines? Bueno, aprovecharé entonces el verano para ver todo lo que no he podido ver, incluyendo esta y Across The Universe, seguro ya bajo su precio.
See ya!