jueves, 9 de abril de 2009

Tron - Un clasico tratado injustamente

Dando vueltas por aquí y por allá y sin saber bien como, me encuentro de pronto con una copia remasterizada de la vieja y querida película “Tron” de los estudios Disney y que fuera realizada en 1982. Por un momento no supe bien que hacer, recordaba que la película en aquellos años me había parecido formidable y desde aquel entonces solo la había vuelto a ver algunos años después en tv.

Han pasado ya 27 años desde su estreno y pensé que si la volvía a ver podría perder algo de esa agradable sensación que me había causado el día del estreno.
Asi la mantuve guardada en un cajón por un buen tiempo hasta que ayer decidí darle una oportunidad metalizándome que me lo tomaría con calma esperando cualquier cosa de ella.
Es que esta película marco un antes y un después. Todo un género surgió después de esta película como lo es el ciberpunk con películas como Matrix que casi podría considerarse una remake de este film (y lo digo sin exagerar).

La historia (para quienes no la vieron aun) nos cuenta que una famosa compañía llamada ENCON alcanza el éxito con siete revolucionarios videojuegos, que aparentemente están firmados por su ahora director ejecutivo, Ed Dillinger (David Warner). El problema es que en realidad Dillinger le había robado el proyecto a un joven y talentoso programador, Kevin Flynn (un joven Jeff Bridges) que ahora sobrevive manejando un salón de videojuegos, mientras intenta cada noche entrar en el sistema de ENCOM para encontrar los datos que revelen que el es el verdadero autor de dichos juegos.

Mientras, su antiguo compañero de trabajo Alan (Bruce Boxleitner) ha diseñado un eficiente programa llamado TRON que es capaz de actuar de manera autónoma dentro del sistema de ENCOM, sin ser controlado por el omnipresente programa Controlador Central. Este ultimo, una maligna inteligencia artificial, trabaja con Dillinger para eliminar la competencia de otros programas dentro de ENCOM y para, en un futuro próximo, controlar el mundo.

Una noche, Kevin, Adam y Lora (Cindy Morgan, la ex-novia de Kevin y ahora pareja de Alan) se infiltran en ENCOM para liberar al programa TRON, que Dillinger tiene retenido en la memoria central del CC. Lora estaba desarrollando un laser de pulsos desmaterializador en el laboratorio, y mientras Kevin se introduce en la memoria del CC, viéndose este en peligro, lo activa, desmaterializando a Kevin y enviándolo dentro del sistema, donde será enviado a la arena (los videojuegos) a luchar y conocerá al rebelde programa TRON (Boxleitner) al leal RAM (Dan Shor) y a la bella Yori (Morgan) ayudándoles en la lucha contra el CC para desactivarlo...

Descubrimos entonces que dentro del sistema de ENCOM hay un microuniverso vivo de programas, tiranizados por el Control Central, que captura a aquellos que creen en los usuarios (son considerados sacrílegos por creer que hay alguien que los creó) y los envía a las arenas de batalla.

Tan simple argumento sirve para meternos de lleno en un universo absolutamente extraño y riquísimo en cuanto lo visual. Porque eso es lo que se rescata de esta película 27 años después, un derroche de imaginación visual en cuanto a diseños e ideas arguméntales.

No podemos dejar pasar que cuando esta película se llevo a cabo la tecnología informática e infografica estaba en pañales pero sin embargo el talento de gente como Moebius, Syd Mea y Peter Loyd, prevalecen hasta nuestros días con una frescura creativa incomparable. Los efectos especiales pensé en un momento deben ser los que mas habrán sentido el paso del tiempo, pero me equivoque y cada secuencia de acción es llevada con maestría durante toda la película. La ya clásica escena de las motos o la pelea con discos de luz no se quedaron atrás y siguen tan vigentes como en aquel entonces.

¿Que se le puede reprochar entonces? Pues un guión general demasiado ingenuo para los adultos y un tanto complejo para los niños, unas actuaciones un tanto mal dirigidas, diálogos anodinos, algunas escenas torpemente rodadas y la parte correspondiente al mundo real tiende a ser casi intrascendente para la línea general de la historia.

Teniendo en cuenta estas cosas ¿Qué se rescata del film? Pues todo, el conjunto hace una entretenida película para disfrutar en familia o como de el caso, porque están todos los ingredientes para dar vida a un clásico de todos los tiempos: un divertido argumento que convierte a la película en una amena sucesión de aventuras, persecuciones, luchas de gladiadores de neón y que nunca decae.

No deja de ser curioso que haya tan pocos efectos generados por ordenador en la película, y ciertamente es increible comprobar cómo casi todo su look electrónico y virtual está realizado de forma totalmente artesanal, con decorados minimalistas retroiluminados, muchas horas de trabajo paciente y tedioso y, sobre todo, un cuidado casi exquisito en el diseño.

En las tomas de acción real dentro del mundo computarizado no hay casi movimiento de la cámara. Las pocas tomas con actores en acción real que tienen movimiento de cámara (apenas docena de ellas) implican gráficos o animaciones simples, tales como "animación con luz de fondo
Porque Tron es un hito en la historia del cine fantástico que muchos han casi olvidado o han relegado a "éxito secundario" debido al relativo fracaso comercial de su época.

El film de Lisberger es uno de los primeros en utilizar efectos íntegramente diseñados por ordenador y es el resultado de un cuidado trabajo de diseño, fotografía y música
.
Entre las peores injusticias en la historia de Hollywood podemos encontrar que esta película ni siquiera fue nominada al premio a los mejores efectos especiales porque se consideró que usar gráficos de ordenador era hacer trampas. Siete años más adelante, Abyss (1989) lo ganaría por sus efectos digitales.

Otro hecho curioso es que aunque la animación de computadora fue utilizada en varias escenas, la tecnología del momento no permitió mezclar la animación con los actores. Las escenas en las que parecen mezclarse ambos elementos se realizaron mediante técnica de pintura mate, usando fondos pintados a mano y añadiendo animación tradicional.
En fin, todo un clásico que hoy en día no a perdido su originalidad y que se puede disfrutar tanto o mejor que muchas películas de hoy en día.

6 comentarios:

Peter Parker dijo...

Si bien conocía esta película por su título, nunca la ví y no tenía idea de la trama central, salvo que Jeff se metía dentro de una computadora.

Otro clásico que habrá que ver, siempre se están descubriendo cosas nuevas en las cosas viejas.

Muy anecdótico el caso de las nominaciones a los "Mejores efectos especiales"... todo cambia.
Quien te dice que dentro de unos años no gane algún macaquito de Pixar el Oscar a mejor actor.

HUGO dijo...

No he tenido el placer de verla, pero por lo que dices no tiene que envidiarle nada a las de esta generación.Es increíble pero todavía es posible disfrutar de estas maravillas de 20 o 30 años y la tecnología que hoy es moneda obligada.Un día me gustaría preguntarte tu opinión sobre las películas realizadas totalmente sin presencia humana, Final Fantasy.saludos.

Tom/Shine. dijo...

Yo si la he visto, bueno, de la mitad al final. Pero es chevere, aunque algo rara la historia, igual, me gustaban esos trajes y esa forma de correr con las motos.
Y no es justo que tantas peliculas sean considerados fracasos por no pegar en la taquilla, estan solo fuera de su época.
Escuche que Disney planeaba hacer un Tron2, aprovechando su tecnologia 3D y todo eso que han logrado ultimamente, habra que verlo para creerlo.
See ya!

Corto Maltes dijo...

Peter - En verdad me sorprende que no hayas visto esta película, no se por que pero pensé que la contarías en tu haber. El día que un macaquito gane el oscar a mejor actor aplaudiré a rabiar jeje.

Hugo - Final Fantasy (la primera) me gusto muchísimo, más de lo que gustó en general. Lo malo de esa pelicula es que se la tomó como una versión virtual de una película real y nadie entendía que era una película de animación más. Los críticos y el mundo artístico en general se asustaron. Ahora las cosas cambiaron y nadie se extraña de una película de ese tipo. La segunda todavía no la vi pero me han dicho que es mucho mejor.

Tom - tal como dices se prepara un Tron 2 y esta vez estará producida con toda la tecnología digital que se pueda encontrar hoy en día.

Joker 23 dijo...

Matrix y el subgénero guarda una importante herencia de "Cerebros en una cubeta" de Putnam.

Saludos!

Corto Maltes dijo...

"Cerebros en una cubeta" ? que es eso? una pelicula? No lo conocia.
Danos mas datos, Joker.