lunes, 8 de junio de 2009

Cosmos 1999 - La "2001" de la tv

Por los años 1975 una de esas series que me tenían enganchado de la televisión cada fin de semana era la ya mítica (para algunos) Cosmos 1999, una aventura espacial con profundas raíces filosóficas, pero que a pesar de todo no dejaba de hechizar tanto a adultos como a niños.

Cuenta la historia que en 1999 la humanidad ya a establecido una base lunar permanente con una promedio de 300 personas entre hombres y mujeres, que viven en un ambiente absolutamente controlado, con gravedad artificial, agua, oxigeno y todo tipo de comodidades que la hacen prácticamente independiente del planeta madre, la tierra.

En dicha base espacial el comandante John Koenig (Martin Landau), arriba a la base lunar Alfa, para encargarse de solucionar el problema que esta causando un extraño virus en la base. Tarde descubrirán que el virus es a causa de los extensos depósitos nucleares que cubren el subsuelo de la luna. En un intento desesperado por salvar la base, son enviadas una serie de “águilas” (así se llamaban a las naves) a remover los campos minados de desechos pero un fatal accidente provoca la mas violenta explosión termonuclear.

En consecuencia de esto la luna se ve impulsada fuera de la orbita de la tierra y lanzada al espacio exterior sin control. Los habitantes de la base lunar no pueden abandonar a tiempo el satélite por lo que se ven atrapados en un viaje a lo desconocido sin poder hacer nada al respecto.


Asi comienza la aventura más original y extraña que ha dado la televisión Inglesa y sus creadores Gerry y Sylvia Anderson, personajes injustamente olvidados y fundamentales de la ciencia-ficción televisiva, que marcaron época.

Los Anderson crearon, a principios de los años ´60 una técnica conocida como Supermarionation y la aplicaron para cumplir con sus objetivos, crear una serie de TV exclusivamente hecha con marionetas. Así llegaron éxitos como “Supercar” (1961-61) cuyo principal interés radicaba en el "auto fantástico" del título; “Capitán Marte” (Fireball XL5 - 1963) que giraba en torno a una nave espacial que recorría el universo; “Stingray” (1964-65) que se centraba en un submarino.


Cada una de estas series era un éxito, lo que naturalmente significaba crear otras con nuevos adelantos y más riesgos. Así llegó la aclamada “Thunderbirds” (1966), una compleja serie -con episodios de una hora de duración- cuyo interés se centraba en una organización -Rescate Internacional- que luchaba por el bien equipada con poderosas naves espaciales.

Pero no se detuvieron ahí porque en seguida, los Anderson, se trajeron al doblemente mítico “Captan Escarlata” (Capitain Sacrlett and the Mysterions - 1967-68 de quien ya hablaremos mas detalladamente en algún momento), en esta serie la organización SPECTRUM liderada por el Capitán Escarlata es la encargada de defender la tierra de los Marcianos, “enemigos declarados de la tierra”.


Luego de Joe 90 (1968-69) la pareja dio muestras de que estaban cansados de jugar con muñecos y en 1969 se despachan con Secret Service una fallida serie que combinaba acción real con marionetas y con Doppelganger una película completamente filmada con actores. En ese mismo año comienzan la filmación de “OVNI” (UFO – 1970), su primera serie televisiva sin marionetas. Cosmos 1999 fue el último trabajo conjunto de la pareja, el cual resultó el más recordado y, paradójicamente, el más fracasado de todos sus proyectos.

Seguramente el recuerdo de Cosmos 1999 está íntimamente relacionado con el fabuloso despliegue de naves y diversas instalaciones que según mi concepto, presenta los decorados mas acabados y perdurables de todas las series de ciencia ficción de la época. En aquellos años las mayor referencia espacial televisiva pasaba por Star Trek, serie que contaba con un acotado presupuesto, que no hacía excesivo despliegue de naves, mas allá del entrañable Enterprise, y que, salvo contadas excepciones, tanto los decorados alienígenas, generalmente estructuras de papel maché pintado, como los maquillajes de los seres en si mismos, no eran particularmente llamativos.

A nivel cinematográfico la cosa empezaba a cambiar. El estreno de 2001 Odisea del Espacio supuso no sólo la superación de la temática espacial, demostrando que aquél ámbito era también un lugar para plantear algo mas que simples aventuras, sino que también permitía un inusitado despliegue visual.

Es probable que Gerry Anderson tomara como referencia a ambas producciones, reteniendo el concepto aventurero de la producción Gene Rodenberry y la magnificencia visual y la profundidad de la de Stanley Kubrick.

El diseño de producción de la serie recayó en Keith Wilson, quien venía trabajado con los Anderson desde “Capitan Marte”. En cuanto a la creación de naves y maquetas, el responsable fue Brian Johnson quién había trabajado anteriormente, a veces sin acreditar, otras con el seudónimo Brian Johncock, en películas como 2001: A Space Odissey (1968) y Taste the Blood of Dracula (1970) y en series como Thunderbirds y UFO. Posteriormente lo haría en superproducciones como Alien (1979) y Star Wars: The Empire Strikes Back (1980) trabajos por los que obtuvo sendos Oscars.

Sin dudas, los elementos más recordados de la serie son la Base Lunar Alfa (Moonbase) y las poderosas Águilas (Eagles).

La Base Lunar está ubicada en un cráter dentro del Mar de las Lluvias, tiene un diámetro de 4 kilómetros y cuenta con varias comodidades, como gravedad artificial, productores de alimentos, recicladores de aire y agua y generadores nucleares de energía. Al aspecto interior de la base muestra grandes espacios y un aspecto frío y aséptico.

La construcción de los interiores de la base se hizo en base a estructuras modulares, que permitían armar rápidamente nuevos ambientes sin implicar demasiados costos.

Las Águilas se convirtieron inmediatamente en un símbolo de Cosmos 1999. Si bien cuentan con un perfil francamente poco aerodinámico (de vez en cuando debían atravesar atmósferas planetarias), su diseño es espectacular.

Existen varios modelos de Águilas, según la función que cumplen. El largo de cada Águila es de 23 metros, aunque es claro que no construyeron ningún aparato de este tamaño. Para trabajar con las maquetas, se hicieron varios modelos a escala, que variaban entre los 13 y 110 centímetros.


Tanto los viejos fans de la serie como los modernos coleccionistas coinciden que las reproducciones de las Eagles son el artículo más codiciado del merchandising de la serie.

También aparecen otras naves, como los Halcones (Hawks) y diversos modelos de sondas, además de algunas naves alienígenas. Todos los críticos coinciden en que Space 1999 fue una plataforma de prueba para testear nuevas técnicas de filmación de maquetas, algunas de las cuales fueron fundamentales para los resultados obtenidos tiempo después por George Lucas en Star Wars.

La tecnología de las instalaciones de Alpha actualmente luce un tanto obsoleta, el computador central es un aparato lleno de botones y de decenas de metros cúbicos de tamaño, que entrega sus resultados escupiendo un patético rollito de papel, pero en su momento, 1975, representaba a las últimas tendencias tecnológicas.

Las vestimentas también seguían las últimas tendencias, por eso es que el Comandante Koenig y sus muchachos lucen unos setentoso pantalones Oxford. Una particularidad de los uniformes de Cosmos 1999, es que la función de cada integrante de la tripulación esta especificada por el color de la manga izquierda: blanco correspondía al sector médico, amarillo a comunicaciones, etc.

De las cosas que puedo recordar de la serie eran, además de los decorados, las naves y los uniformes, su guines a veces retorcidos, donde nadie escapaba de ser un villano. Los “tripulantes” a veces no se llevaban bien y solían pelear entre ellos (algo que en aquellos tiempos no era muy común) aunque siempre se veían en la obligación de estrechar filas al primer peligro que los amenazaba. También era una serie algo cruda a la hora de mostrar cadáveres.

De los personajes no puedo olvidar, además del comandante Koenig, a la doctora Helena Russell (Barbara Bain, que linda que era), a Barry Morse, quien le da vida al Profesor Victor Bergman, el "cerebro" de la base, al piloto de águilas Alan Carter (Nick Tate, yo quería ser como el).
Como actores invitados esta serie se dio varios lujos como por ejemplo tener entre sus filas a Peter Cushing (en el episodio Missing Link), Christopher Lee (Earthbound), Joan Collins (Mission of the Darians), Margaret Leighton (Collision Course), Brian Blessed (Death´s Other Dominion), Leo McKern (The Infernal Machine), Freddie Jones (Journey to Where) y Billie Whitelaw (One Moment of Humanity).

La segunda temporada de esta serie se vió despedazada por las ideas norteamericanas por levantar el nivel de audiencias asi que como siempre, Hollywood metió sus manos para dotar a una serie oscura y generalmente triste en algo mas aventurero, romantico y divertido. Se le agregaron personajes que le daban esta tonica a la serie y se retiraron algunos otros que no dejaban ver su alegría natural como es el caso de Victor (Barry Morse).

Martin Landau dijo en su momento con respecto a esto: "Me gustó más la primera temporada. Era más genuina. Cambiaron porque un manojo de mentes americanas entró en acción y decidieron hacer muchas cosas que ellos sentían que eran mas comerciales. Yo pienso que la belleza del show era que no era comercial, que tenía su propio ritmo. Fred Freiberger ayudó en algunos aspectos, pero, globalmente, no creo que él haya sido positivo para el programa. Pienso que él trajo un acercamiento mucho más ordinario y mundano a la serie. Si el formato no hubiera sido cambiado, sé que habría sido un éxito."

Por otro lado, un enjambre de personas empezaron a criticar la serie comparándola con Star Trek como es el caso de Isaac Asimov que dijo:
"Las guiones y caracterización en
Cosmos 1999 son muy primitivos. Todos los eventos que tienen lugar son clichés de la ciencia ficción. Cuando el comandante ha fruncido el entrecejo, el científico ha levantado sus cejas y la doctora ha sacudido sus orificios nasales, parece que ya han gastado todas sus fuerzas. Ellos pueden ser actores buenos, pero nadie tiene una línea de consecuencia para seguir, nada de interés para hacer."


Pero no se detuvo en eso y achacó a la serie una falta brutal de rigurosidad científica que, supuestamente, Star Trek si tenia. Sobre esto dice que imposibilidad de atravesar un agujero negro (se refiere al episodio Black Sun) o que la luna aparezca iluminada en el espacio vacío. En otro artículo publicado con anterioridad, Asimov también atacaba a la serie por que consideraba imposible que una explosión nuclear de esas características moviera a la luna de su órbita.

En el mismo sentido se expresó Ben Bova, otro prestigioso escritor de ciencia ficción, quien acotó que sería necesario, para vencer la atracción terrestre en un objeto de semejante masa, una explosión de tantos megatones que seguramente destruirían a la luna antes de lanzarla al espacio.

Creo que a Asimov y a Bova, los tranquilizaba que para resolver algún problema irresoluble, tanto Kirk como Spock, tuvieran que recurrir a la gloriosa “sanata” pseudo científica que tan bien le caía a los guionistas: “Si podemos invertir las polarizaciones de los campos de energía warp y proyectarla, podremos crear una ilusión magnética que confundirá al enemigo”.

Gene Rodenberry, el creador de Star Trek, también dio su opinión sobre esta serie: "En general estoy de acuerdo con las críticas de Asimov. El error básico que ellos han cometido, es que se confiaron demasiado en los efectos especiales y no lo bastante en desarrollar los personajes y las relaciones entre los mismos."

Otro que aportó su opinión sobre la serie fue William Shatner, "Mi opinión de Cosmos 1999 es que están todos muy bien vestidos, tiene buenos escenarios, tiene algunos actores elegantes y... ninguna historia. Pero la estamos comparando, desgraciadamente, con Star Trek."

En fin, la serie termino su periplo tristemente manoseada, después de esta segunda temporada totalizando 48 episodios. Como era costumbre por aquellos años, se hicieron varias películas rejuntando diversos episodios que se vieron en cines y de vez en cuando se dejaron ver por TV.

A pesar de contar con un importante número de fans, Cosmos 1999 prácticamente significó el fin de la carrera de Gerry Anderson, quien nunca terminó de recuperarse de este fracaso.
Supongo que esta es una de esas series que pronto tendrá su remake, aunque si bien estoy seguro que en buenas manos se podría lograr un buen producto, no imagino como pueden llevarla adelante si cambian el diseño de las Águilas.

Aqui les dejo el intro de la serie



Aqui un homenaje a las naves Aguila



Aqui un resumen del capitulo piloto (en ingles)



Aqui la ultima transmision de la base Alfa


13 comentarios:

Lalaith dijo...

Nunca había oido nada de esta serie, pero parece que puede estar bien. Miraré por internet a ver si puedo verla.

Saludos!

Corto Maltes dijo...

Lalaith - La advertencia viene por el lado de que hay que tener en cuenta que es de 1975, por lo tanto puedes verte un tanto defraudada a la hora de los efectos especiales. Yo no volví a verla mas desde aquellos años, pero creo que no me defraudaria demasiado.

andal13 dijo...

Pah... yo tampoco tenía idea (y eso que somos coetáneos). Andá a saber qué miraba yo en esa época...
Estupenda reseña.

calamardo dijo...

que interes tendria asimov? y el otro? de shatner ya se sabe, era el capitan kirk! en fin, nada de esto desdibuja la memoria de una de las mejores series de aquellos años. y es cierto, era oscura, muy oscura. que bueno era eso. y en ese sentido tambien ovni era muy buena. y la doctora!
en fin, que amargos. y que genios los productores estos. no sabia que habian hecho todas esas delicias de nuestra infancia. ya m epongo a buscar mas sobre ellos. gracias corto. un merecido recuerdo para esta gran serie y sus grandes actores. que me disculpen asimov y quien sea, pero martin landau, la doctora, barry morse, valen unos cuantos spocks.

Peter Parker dijo...

No conocía esta serie, pero a Martin Landau lo conozco de Misión Imposible.

Otro punto para criticar:
En la presentación, La Luna se aleja de la órbita terrestre y se va al espacio profundo pero ¡sin girar! 0_0... cualquier proyectil avanza girando sobre su propio eje, pero ta!

Tom/Shine. dijo...

Hmm, tampoco estaba tan ocupado como pensaba, pero gracias por los deseos.
Ni sabia de la existencia de esta serie, y no se porque la relacioné con V al leer Cosmos. Y tampoco habia visto a Martin Landau tan joven, wow.
See ya!

PD. Bases lunares en el 99, jaja. No contaban con el grunge y la caida sovietica.

Mar Herar dijo...

suena interesante esa serie
no la conocía, un amigo me apso la serie de Galáctica pero ni he tenido tiempo de verla, peroe spero q ahora q ya estaré libre darles una chacada a esos amigos espaciales =_=

Corto Maltes dijo...

Andal - La verdad es que no se que mirabas, pero no me extrañaría que esa serie no la hubiesen emitido aquí en Uruguay. Por aquel entonces yo estaba en Argentina.

Calamardo - Lo de Asimov me sorprende, supongo que pasaba por el hecho que Star Trek era americana y Cosmos 1999 era inglesa. Eso de criticar la iluminación en la luna mientras esta en el espacio profundo no me cierra cuando recuerdo al Enterprise igualmente iluminado en el espacio profundo. Es lo mismo que criticar las explosiones en el espacio argumentando que en el espacio no hay ruido.

Peter - Seguramente lo conocerás por su gran interpretación de Bela Lugosi en Ed Wood. En cuanto a eso de girar sobre su eje es algo que también noté, pero creo que en aquella época ningún proyectil, sea la serie que fuera, giraba de esa manera. Eso se vio por primera vez en Star Wars cuando R2 y C3po escapan en la capsula rumbo a Tatooine ;)

Tom - No se por que la relacionaste con V, pero si te diré que en 1999 no tuvieron en cuenta muchas cosas. Lo mismo le paso a 2001 y peor aun a 2010 :)

Mar Herar - Era una serie interesante sin dudas, pero que ya paso su época. Pero si tienes la nueva Galactica no tengas dudas que tendrá en tus manos una serie compleja y muy bien producida.

Magda dijo...

Hola CortoMaltés,

Es curioso que hace poco me acordaba de esta serie y me has hecho pasar un rato agradable.

Un saludo!

Zteps dijo...

Hasta que no llego el cable a casa era el unico que se acordaba de la serie entre mis amigos...

muy bueno el resumen, en realidad estaba buscando informacion de UFO – 1970 o OVNI...otra que pense que era algun delirio de mi niñez.

almari dijo...

Fantástico, yo tenía entre 13 y 15 años por esa época y me fascinaba la serie; Muy buen recuerdo, gracias!!!

almari dijo...

Y la serie UFO está aquí http://ufoseries.com/

iridialia dijo...

Si buscais en Facebook: "Eagle Transporter" encontraréis la pagina oficila de las Eagles.

https://www.facebook.com/pages/EAGLE-TRANSPORTER-SPACE-1999/46567890884?ref=bookmarks